Aitana, un gol para la salud mental

Blog28 de marzo de 2024

No hay sensación igual para Aitana Bonmatí que la de marcar en la Champions, su competición favorita. Es un don que tiene, entre tantos otros. Decidir partidos cuando el gol se resiste. Ante el Brann, en la vuelta de los cuartos de final, abrió la lata con un golazo marca de la casa que hizo levantar de sus asientos a las 5.510 almas que disfrutaron del espectáculo en el Johan Cruyff.

Otro día más en la oficina para la de Sant Pere de Ribes. Buscaba el primero el Barça y no llegaba. Graham y Paredes estuvieron cerca de lograrlo. Y fue Aitana, que apareció cuando el equipo más lo necesitaba. Recibió de Brugts, tras un pase precioso de Alexia con el pecho, se internó dentro del área y, con la zurda, pese a la oposición de la defensa, superó a Mikalsen con un potente disparo por su derecha. Lo celebró con la capitana. El primero de los tres de la noche.

Valoró, Aitana, el trabajo y las ganas de todo el equipo: «Si estamos aquí otra vez es por el hambre que tenemos de seguir ganando, la mentalidad es clave«. Y añadió que «yo estoy muy contenta, me siento muy bien y disfruto mucho de lo que hago cada día».

100395192

Dentro y fuera del campo

Una de las imágenes de la noche, sin embargo, fue fuera del verde. La Balón de Oro aprovechó, en un día en el que había más focos que nunca en esta temporada, para mandar un mensaje al mundo: «hay que cuidar de la salud mental».

Lució, a su llegada al Estadi y también después del partido, una camiseta de ‘Coolligan’ con el lema ‘Mental Health Matters’ [la salud mental importa]. Es un proyecto de impacto socioeducativo de Álex Remiro -portero de la Real Sociedad y de la selección española- y la ONG Fútbol Más España para implusar la regulación emocinoal de los niños, niñas y familias que practican deporte.

Lo explicó al término del encuentro: «Es una propuesta suya. Un proyecto sobre la salud mental. Es un tema muy tabú y creo que los deportistas podemos ser un ejemplo. Mi propósito es normalizarlo. Muchos hemos sufrido de esto y no pasa nada, es parte del camino»