¿Cómo llegaron las cláusulas del miedo al Barça?

Blog29 de marzo de 2024

Son varios los clubs que, cuando ceden a un futbolista a otro equipo, obligan a incluir una cláusula en el contrato que impida al jugador enfrentarse al club del que es propiedad. Uno de ellos es el Barça. De momento, el único futbolista que no ha podido medirse a los blaugrana esta temporada por esta razón ha sido Pablo Torre, que juega a préstamo en el Girona. El cántabro no pudo disputar ninguno de los dos compromisos ligueros. En realidad, existía la posibilidad de que jugara, aunque entonces los gerundenses habrían tenido que abonar 300.000 euros a la entidad culé.

100315716

No es el único cedido en el conjunto de Míchel por el Barça. También lo está Èric Garcia, aunque en su caso la cláusula no llegó a plantearse durante las negociaciones porque se llevaron a cabo el último día del mercado de fichajes veraniego y se optó por no entorpecer la cesión.

Quien supo desde el primer momento que no podría enfrentarse al Barça esta temporada fue Julián Araujo. El mexicano se comprometió con la UD Las Palmas en verano y está realizando una gran campaña en su cesión al conjunto canario. De hecho, el Barça quiere que forme parte de su plantilla la próxima temporada. El próximo domingo no podrá estar sobre el césped de Montjuïc.

Image ID:
100389772
Pablo Torre ya ha vuelto de su concentración con la Sub-21
GironaFC
/clip/09f361bc-1c0b-4870-869c-6b9efc22b065_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1200
675

Xavi, antes de recibir al Girona, lo explicó de forma meridiana en rueda de prensa hablando de Pablo Torre, pero aquellas declaraciones también sirven con el hoy lateral de Las Palmas: «Me parece muy bien. Un jugador nuestro no nos puede ir en nuestra contra nunca». Y recordó, de hecho, lo ocurrido con Joao Félix en el partido de la primera vuelta, algo que acabaría repitiéndose en la segunda: «Lo que le pasó al Atlético con Joao Félix, ¿qué te parece?”.

Mateu Alemany, un aliado

Y es que el técnico blaugrana es uno de los grandes defensores de la cláusula del miedo entre los responsables deportivos del club, algo que, nada más aterrizar en el banquillo del Barça, puso encima de la mesa en cualquier operación de cesión de alguno de sus futbolistas. No era el único. Mateu Alemany, ex director del Área de Fútbol, era uno de sus grandes aliados.

Image ID:
90176429
Mateu Alemany junto a Oriol Romeu durante la presentación del jugador
Valentí Enrich
/clip/c8c4e34b-b535-4d7f-98bc-7a2d56daf524_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1200
675

De hecho, incluir este tipo de cláusulas en los préstamos de jugadores tuvo el consenso de toda la dirección deportiva y Jordi Cruyff, en su día, tampoco expresó ningún inconveniente. Las razones para ello son obvias: estás pagando parte de la ficha a un jugador y no entra dentro de los planes del Barça que ese jugador acabe perjudicando al equipo que tiene su propiedad. Abde, en su cesión a Osasuna, y Nico, cuando fue cedido al Valencia, fueron ejemplo de ello.

Image ID:
97532344
Deco, tras la reunión con Bergvall
Javi Ferrándiz
/clip/149195af-891e-4f03-b897-1375125229f2_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1086
675

Cuando Deco llegó al cargo de director deportivo sustituyendo a Mateu Alemany y a Jordi Cruyff, tampoco tuvo ningún inconveniente en mantener esta política a la hora de ceder futbolistas. Y, si no hay cambio de planes, así seguirá siendo.