Detectan en Cataluña un caso de polio en un niño que había viajado a Pakistán

Blog28 de marzo de 2024

Las autoridades sanitarias de Cataluña han detectado en febrero de este año un caso de poliovirus vacunal o Sabin-like de tipo 1 en un niño de 2 años de edad que acudió a urgencias en enero por una infección respiratoria, y que había viajado a Pakistán a finales de 2023.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña ha informado de este caso el día 25 de marzo y ha asegurado que «tras la investigación epidemiológica y las actuaciones efectuadas desde Salud Pública, en colaboración con las entidades de apoyo, no se ha producido ningún contagio secundario ni transmisión comunitaria«.

El pasado 15 de febrero se notificó desde un laboratorio de la red centinela del Sistema de Información para la Vigilancia de Infecciones de Cataluña (SIVIC) del Departamento de Salud la detección de un poliovirus vacunal, dentro de las tareas rutinarias de vigilancia virológica de los virus respiratorios.

La muestra correspondía a un paciente de 2 años que acudió a urgencias un mes antes, el 15 de enero, por un cuadro compatible con una infección respiratoria.

A consecuencia de esta infección, el niño estuvo hospitalizado entre el 17 y el 21 de enero por bicitopenia en el contexto de gripe A.

El pequeño viajó con su familia del 7 de noviembre hasta el 19 de diciembre del pasado año al nordeste del Pakistán, país en el que la polio continúa siendo una enfermedad endémica y donde se están promoviendo campañas masivas de vacunación oral.

El paciente había sido correctamente vacunado en Cataluña con tres dosis de VPI (tipo de vacuna que se usa principalmente en países donde el poliovirus salvaje ha sido erradicado) y no presentó síntomas neurológicos compatibles con una infección de polio, de la que actualmente es asintomático.

Cuando se recibió la alerta por este caso se enviaron muestras al Centro Nacional de Microbiología y se puso en marcha el Plan de acción para la erradicación de la poliomielitis en España, teniendo en cuenta la alta inmunidad en la población general.

Así, se identificaron los contactos próximos al niño y a los profesionales sanitarios que tuvieron contacto con el caso.

El día 20 de febrero se procesaron un total de ocho muestras del caso y de los contactos próximos, que fueron todas negativas, excepto la del paciente ya conocido, que tuvo una baja carga viral.

También se estudió otra muestra respiratoria de un conviviente familiar que acudió a urgencias con el niño, con resultado positivo solo para la gripe A.

Ninguno de los contactos próximos ha presentado una situación clínica compatible con la poliomielitis durante todo el periodo y no ha habido otras posibles exposiciones en otros ámbitos fuera del familiar.

Paralelamente, se recogieron muestras de los colectores de aguas residuales de la zona del domicilio del paciente, que también dieron negativas, al igual que los muestreos mensuales anteriores y posteriores.

«Por la evolución del paciente y de sus contactos se da el seguimiento por cerrado», han indicado las mismas fuentes.

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa que afecta sobre todo a menores de cinco años y causa parálisis permanente en aproximadamente uno de cada 200 casos de infección, con una mortalidad de los casos de parálisis del 2 al 10 %.

El poliovirus de origen vacunal es un poliovirus que ha derivado a partir de los contenidos originalmente en la vacuna antipoliomielítica oral (VPO).