El pivote revelación de la Ligue1 que sigue el Barça con opciones para ficharlo

Blog29 de marzo de 2024

El Barça tiene como objetivo prioritario el fichaje de un pivote por delante de la defensa que sea capaz de tener una buena posición defensiva, pero que también ayude a la construcción del equipo. Deco busca un jugador físicamente fuerte, que aguante el equipo y una de las opciones preferidas era Onana, del Everton, que podría escaparse por su alto precio de mercado. Uno de los futbolistas que se está siguiendo con muchísima atención en los últimos meses es Képhren Thuram, pivote del Niza, que está realizando una temporada excepcional con un crecimiento que no ha pasado inadvertido a los clubs europeos.

Képrhen, hijo del exjugador blaugrana Lilian Thuram, es ya uno de los mejores pivotes de la Ligue1 y su nombre fue relacionado con el Real Madrid hace unos meses aunque el club blanco tiene overbooking en la posición y es complicado que pueda optar a su fichaje. Varios clubs de la Premier y el Milan también se han acercado a su entorno y todo indica que saldrá a finales de temporada.

Y es que la situación contractual de Thuram le hace apetecible. Acaba contrato en el 2025 por lo que si el Niza quiere ingresar alguna cantidad deberá venderle este mismo verano. Tiene una tasación de 35 millones de euros, pero su precio final podría ser menor si finalmente no llega a un acuerdo de renovación con el club francés, algo que parece absolutamente descartado.

Y hay otro elemento que hace que al Barça le pueda ser atractiva la operación. El club blaugrana mantiene un 20 por ciento de los derechos económicos del central Todibo, que saldrá con toda seguridad en verano. Hay ofertas por él cercanas a los 60 millones de euros y el club blaugrana percibiría una cantidad superior a los 12 millones por compartir los derechos. Esa puede ser una vía de negociación entre dos clubs que mantienen muy buenas relaciones.

Képhren Thuram es un futbolista que ha evolucionado muchísimo técnicamente y que se ha convertido en un pivote posicional que interpreta muy bien el juego. Su más de 1,90 metros hace de él un futbolista muy poderoso. Es ese músculo que busca Deco y que había personalizado en la figura de Onanan (Everton), pero que también aparece en un Thuram que podría ser el gran tapado para el próximo curso.