Endrick y el sueño fallido del padre que limpiaba estadios de fútbol

Blog27 de marzo de 2024

Cuando Endrick marcó el martes con Brasil su primer gol en el Bernabéu, celebró un poco y enseguida se fue al fondo norte a buscar a alguien. Siguió las indicaciones de varias personas hasta que dio con un hombre con el que se abrazó de manera muy efusiva. Se trataba de su padre, Douglas. Aquel gol representaba el final de un viaje asombroso que, después de atravesar lo más inhóspito de la catacumbas del fútbol, y hasta del hambre, los había depositado allí, en aquel instante de felicidad absoluta que es un gol, en el estadio más exuberante del mundo, solo cuatro días después de que hubiera marcado en Wembley, otro templo, contra Inglaterra.

Seguir leyendo