Èric Garcia: «Vuelvo al Barça cien por cien»

Blog28 de marzo de 2024

Èric Garcia regresó al Barça procedente del Manchester City y los blaugrana no pagaron traspaso por él. Firmó un contrato por cinco temporadas, hasta el 30 de junio de 2026. Tras dos campañas en los que su protagonismo fue irregular, decidió el pasado verano aceptar el reto del Girona, donde ha recuperado la constancia y su rendimiento está siendo excelente.

100379200

El jugador, en una jugosa entrevista este jueves con el programa ‘Tu diràs’, de Rac1, ha asegurado que para nada se ha olvidado del Barça y que el próximo verano regresará al club de su vida: «Tengo contrato, tengo que volver una vez acabe la temporada«, explica. El central, en ese sentido, ha sido contundente alrededor de sus intenciones cuando le cuestionaron por la posibilidad de seguir en Girona: «Lo que es cien por cien seguro es que vuelvo al Barça. Luego, una vez esté allí, ya veré lo que pasa«.

Gran nómina de centrales

Èric Garcia es consciente de que en el Barça la posición de central está muy bien cubierta, aunque no teme tener que ganarse una plaza de cara a la próxima temporada: «La competencia hace mejor a todo el mundo y en verano sí tenía la necesidad personal de salir, de jugar cada fin de semana, para poder volver a disfrutar de jugar día sí, día también. Una vez vuelva al Barça, sé que hay centrales que lo están haciendo muy bien, pero yo también lo estoy haciendo bien aquí». De hecho, comentó que «sé el fútbol que tengo y estoy demostrando quién soy, ni más ni menos«.

Image ID:
99573671
Eric García e Ilaix pugnan por la posesión del balón
EFE
/clip/0056cab2-f0cf-47e9-abaf-8d3cda8aee2d_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg
1200
675

Uno de los jugadores que son potencialmente competencia para el de Martorell es Pau Cubarsí, que «ha sido una sorpresa para todo el mundo» y al que «ya lo había visto porque había subido a entrenar con nosotros y se veía un chaval que se le veían cosas diferentes. Lo ha demostrado, rinde a un nivel muy alto». Èric Garcia, eso sí, avisa que «con la gente joven hay que tener paciencia. Como Lamine. Lo que hacen es una locura, pero hay que tener paciencia, lo están haciendo tan bien que el día que no lo hagan tan bien, no los vayamos a matar».

Y es que «yo no era tan joven como ellos cuando empecé a jugar, pero al final el mundo del fútbol acaba siendo resultadista. Cuando va bien y ganas, da igual si juegas mejor o peor, pero cuando no va bien, siempre se intenta focalizar las cosas en alguien«.