Ilia Malinin, el ‘dios de los cuádruples’ que rompe récords en el patinaje artístico

Blog27 de marzo de 2024

La guerra de los saltos cuádruples hace años que acecha al patinaje artístico sobre hielo. Pero sobre ella se ha erigido una futura leyenda, un adolescente al que apodan el dios de los cuádruples. Un apelativo divino para un joven de 19 años y de dudosa terrenalidad. Ilia Malinin —estadounidense de origen uzbeco— ha marcado su nombre en la historia del patinaje tras romper el récord de puntuación del programa libre —227,79 puntos— y alzarse como campeón mundial este fin de semana en la fría noche de Montreal con un programa con seis saltos cuádruples. Uno de ellos, un cuádruple axel, el salto más complicado técnicamente y que tan solo ha logrado él en competición oficial. Un movimiento huérfano de corona, que ejecutó —hasta en dos oportunidades diferentes— hace dos años. Esta ocasión, por primera vez en un mundial. Un salto privilegiado y que persiguió con ansias el mito japonés Yuzuru Hanyu, y que terminó por ser una obsesión con sabor a condena: jamás logró ejecutarlo. “Lo que ha hecho era algo impensable e inviable hace cinco o seis años, es un salto que jamás se había hecho en la historia. Lo que ha conseguido él, y otros tantos lo han logrado en entrenamiento, es increíble”, valora a EL PAÍS Javier Fernández, dos veces campeón del mundo, siete de Europa y bronce olímpico en patinaje artístico. Y añade: “Tiene una técnica que parece de otro mundo”.

Seguir leyendo