La Policía imputa a un menor de 16 años por matar a un hombre de un puñetazo en Alicante

Blog29 de marzo de 2024

Podría haber quedado archivada como una muerte accidental por una caída en la vía pública, pero una laboriosa investigación de los agentes del Grupo de Delincuencia Violenta (UDEV) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante ha permitido esclarecer el homicidio de un hombre de 63 años que fue encontrado inconsciente con heridas en la cabeza en una calle de la capital alicantina y murió el pasado 15 de marzo en el Hospital General. La autopsia desveló la etiología violenta de la muerte y los investigadores de la UDEV lograron identificar a un menor de 16 años como el presunto autor del puñetazo que recibió la víctima, que cayó al suelo y sufrió un golpe en la parte posterior del cráneo, impacto que acabó resultando letal.

La Policía Nacional comunicó la imputación del homicidio la semana pasada al menor de 16 años en un centro de Valencia, donde estaba ingresado desde el pasado 5 de marzo tras ser arrestado por un robo con violencia cometido en Alicante unas dos semanas después del homicidio.

Una discusión por causas desconocidas fue el origen de la agresión pero el menor imputado, defendido por el abogado Enrique Giménez, niega la autoría del crimen y por ahora sigue siendo un misterio el motivo de la disputa.

Agresión

Los hechos ahora esclarecidos ocurrieron la noche del pasado 22 de febrero en Alicante y coincidieron con un incendio provocado por jóvenes en un colegio situado en las inmediaciones de la antigua plaza de la División Azul, ahora denominada María Yolanda Escrich Forniés. Mientras Bomberos, Policía Local y Policía Nacional intervenían en esta emergencia, recibieron un aviso a las 21:10 horas alertando de la presencia de una persona que estaba sangrando y no reaccionaba en la calle Federico Mayo, situada a escasa distancia.

Agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional y de la Policía Local se desplazaron al lugar y encontraron a una persona tumbada en la acera que estaba sangrando por la nariz y por una herida en la parte posterior de la cabeza. La primera ambulancia que se personó en el lugar requirió la presencia de una unidad del SAMU al apreciar que las lesiones eran potencialmente graves.

La víctima fue evacuada al Hospital General de Alicante, donde fue intervenida quirúrgicamente de las lesiones sufridas, y la Policía Nacional activó el protocolo de delitos violentos para esclarecer las circunstancias en que se produjo el fallecimiento. El varón herido, un español de 63 años, llegó a tener una leve recuperación en el centro hospitalario, pero el pasado 15 de marzo, casi un mes después de los hechos, falleció.

La Policía comprobó inicialmente que a la víctima no le habían robado efectos personales y comenzó entonces una carrera contrarreloj para recabar testigos de lo sucedido. Una hermana de la víctima relató a los investigadores de Delincuencia Violenta que estuvo hablando con él unos diez minutos antes de la agresión y el contó que estaba en la zona de la antigua plaza de la División Azul y que había bomberos y policías.

Los investigadores contactaron con personas que llamaron al 112 y con otros testigos y varios de ellos coincidieron en destacar que vieron a un grupo de jóvenes discutiendo con un hombre y que uno de ellos le golpeó. Asimismo, otro testigo escuchó cómo una chica le decía al agresor: «¿Qué has hecho?, ¿por qué le has pegado?«, según se recoge en la investigación.

Jóvenes del barrio

El grupo de jóvenes huyó del lugar y pese a disponer de escasos datos la Policía acabó centrando las sospechas en jóvenes del barrio y pese a detectar que han tratado de desviar la investigación y de amedrentar a testigos los agentes de la UDEV identificaron a un menor de 16 años como el principal sospechoso. Continuaron con las pesquisas para recabar el mayor número de pruebas para detener al acusado de la agresión, pero este fue apresado a principios de marzo por participar junto a otros menores en un robo con violencia en Alicante.

El joven de 16 años fue internado en un centro de menores de la provincia de Valencia por el robo y la investigación por la agresión continuó hasta que el hombre falleció el pasado 15 de marzo y una semana más tarde la Policía de Alicante le comunicó oficialmente la imputación por el homicidio. Ahora deberá comparecer ante la Fiscalía de Menores de Alicante para declarar sobre los hechos que le imputan.